Una historia verdadera sobre porque no deberías rendirte nunca jamás en tu idea más estúpida

Vishen Lakhiani - no te rindas

Esa es la idea más estúpida que jamás haya escuchado”

Esas fueron las palabras que él me dijo mientras se alejaba. 

Eso sintió como si me hubieran dado un un gancho al hígado. 

Mira, lo que pasó fue que, yo estaba en una conferencia sobre redes en  Silicon Valley, en un crucero masivo justo a las afueras de Florida. 

Mientras veía uno de los muchos actuaciones, fijé mi atención en este bien parecido sujeto que se inclinaba en la barandilla junto a mi. 

Así que le pregunte, Y, ¿Qué te trajo aquí?

Me dijo que acababa de vender su compañía por 200 millones de dólares, y ahora estaba buscando nuevas oportunidades en su vida. Resultó que era un famoso veterano de Silicon Valley.

El me pregunto de vuelta que hacía yo. 

Así que le conté sobre un pequeño experimento que había tramado un par de meses atrás. 

Básicamente,  decidí empezar mi propia conferencia donde junte a varios cientos de empresarios apasionados por el crecimiento personal en una isla paradisiaca para enlazarse, conectarse y aprender de los mejores maestros del mundo.

Lo llamé el “A-Fest”.

Ahí fue cuando se volteó hacia mi.

Me miró a los ojos. 

Y dijo esas palabras que me punzaron…

“Esa es la idea más estúpida que he escuchado.”

Se alejó inmediatamente después. 

Seré honesto, en ese instante, comencé a dudar de mi mismo. 

El primer A-Fest, había sucedido algunos meses atrás. Dos cientos cincuenta asistentes se unieron a nosotros (“nosotros” , éramos yo y mi única miembro del equipo, Miriam Gubovic) en Costa Rica. Éramos una pequeña operación de 2 personas dirigiendo el A-Fest con sólo un grupo de voluntarios.

Estabamos bastante orgullosos de lo que habíamos logrado. 

Pero…¿Fuimos una casualidad? 

¿Una tonta idea que que oportunamente triunfo por tonta suerte?

Estoy seguro que has vivido por algo similar en el pasado. Todos lo hemos hecho. 

Tenemos lo que realmente creemos es una gran idea, sólo para que otros la destruyan en un instante. 

Apesta. 

Y apesta, aún más, cuando comienzas a dudar de ti mismo. 

Pero, ¿qué puedes hacer el respecto?

Bueno, esto es lo que hago usualmente…

Intento sobrellevarlo.

Presto especial atención a cómo se sienten mi cuerpo y alma, acerca de esta idea.

¿Recuerdas la película de “Babe”? Era una adorable película del estilo de Disney, acerca de  un puerquito que habla y que decide participar en una competencia de pastoreo.

Hay una maravillosa frase en la película, a la que me gusta volver cuando siento aún el más pequeño índice de duda arrastrándose a mi. 

Las pequeñas ideas que cosquillean y fastidian y se rehúsan a irse, nunca deben ser ignoradas, porque en ellas descansan las semillas del destino

(Y decian que ver la Televisión era una pérdida de tiempo.)

Yo sabía que esta idea de un festival transformacional llamado A-Fest era una de esas pequeñas ideas. 

Había cosquilleado. Había fastidiado. Y ciertamente, se había rehusado a irse.

Esto me dio ese pequeño empujón que necesitaba para seguir persiguiendo mi idea a pesar de lo que este hombre, que claramente era muy exitoso en Silicon Valley, tuviera que decir al respecto. 

Decidí seguir adelante y conducir nuestro segundo A-Fest.

El equipo creció. Así que, hicimos un tercero. Después un cuarto. Un quinto. 

Y 8 años después, estamos por conducir nuestro 15vo A-Fest global en Bali este noviembre. 

Aquí hay algunos de los mejores momentos de nuestros A-Fest previos.

Festival A-Fest Mindvalley

A-Fest - el festival de Vishen Lakhiani

A- fest

Las amistades en los eventos de Mindvalley

Vishen Lakhiani en los eventos de Mindvalley

La conexión en A-fest

El A-Fest, después se convirtió en un estación de lanzamiento para un evento mucho más grande y ambicioso, la Universidad de un mes de Mindvalley, que también está creciendo a pasos agigantados. Y mejor aun, este programa cambia miles de vidas.

Nada mal para algo apodado “la idea más estúpida jamás”. 

Por supuesto, este viaje NO fue sencillo.

Tuvimos muchas altas…y solo igual de bajas.

Y ciertamente, hubo momentos en lo único que quería era rendirme. 

Pero, mediante un metódico proceso de probar suposiciones, construir el equipo correcto, experimentar, innovar, y escuchar a los miembros de la Tribu, convertimos el A-Fest en un evento que agota sus boletos cada año. 

Así que, descubres que tus ideas están siendo destruidas, no te desanimes.

No es realmente acerca del “mérito” de la idea.

Es sobre lo que vas a hacer CON esa idea. Y cómo la ejecutas y te levantas después del fracaso. 

Mientras que es verdad que algunas de las más actuales ideas pueden “apestar” al inicio, frecuentemente, es por que esa idea aún está en su infancia. Sólo necesita un poco más de tiempo y un poco más de reflexión para madurar.

Sólo, sigue probando, experimentando, intentando, puliendo y mejorando tu idea. 

He perdido la cuenta de cuántas mejoras hemos hecho en A-Fest. Pero si tuviera que adivinar, estamos hablando de  más de cien permutaciones a la idea original. 

Así que, quédate con tus “semillas del destino”” —especialmente si siguen cosquilleando,  fastidiando y se rehúsan a irse.

Ignora a las personas negativas y sigue trabajando en tu idea hasta que las cosas comiencen a hacer click.  

Si me hubiera dado por vencido hace 8 años, no habría A-Fest.

No habría Universidad de Mindvalley. 

Y seriamos una muy, muy diferente compañia. 

Vishen con Miriam en la universidad de Mindvalley

Este soy yo, con Miriam el mes pasado en la Universidad de Mindvalley. La última permutación de la misma “estúpida idea”.  Pero esta vez, se ha convertido en un negocio desarrollado globalmente. 

No te des por vencido en tus sueños. No importa lo que los negativos digan. 

Y una cosa más.

Por que muchas de las personas, en el movimiento transformacional me pidieron que los ayudará a construir sus ideas— ya sea un sitio web, un libro, un evento, etc. —  Estoy muy dispuesto a compartir lo que he aprendido a lo largo de los años. 

No sólo como creció el A-Fest, sino también como inventé exitosas aplicaciones como Quest u Omvana, o escribí el libro No. 1 en Amazon, o construi una creciente marca global.

Me gusta compartir. 

Es por esto que estamos llevando a cabo un evento especial en LA este septiembre. 

Si eres un maestro, sanador, entrenador, autor o alguien que ha soñado con lanzar algo como Mindvalley o el A-Fest, puede que halles estoy muy útil.

[embedit snippet=»bl-2020-spanish»]

¿Cuál es tu idea más estúpida? Se valiente. Compártelo con nosotros en los comentarios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *