3 formas de tener una imagen corporal positiva, hoy mismo

imagen corporal positiva

Cómo te percibes a ti mismo cuando te miras en el espejo, y lo que crees que otros piensan de ti, tendrá un impacto directo en cómo te sientes sobre ti mismo y tu cuerpo.

Y las influencias negativas, comentarios de otros y los estereotipos de la imagen corporal representados en los medios de comunicación, obviamente hacen que sea peor, y empiezas a sentirte más inseguro, concienzudo, deprimido y triste. Sin embargo, por suerte, lo que crees que es verdad sobre tu propio cuerpo (y como se supone que se debe verse un cuerpo perfecto) se puede cambiar con bastante facilidad.

Así que, cuando finalmente hayas decidido que es hora de hacer algo al respecto y desees crear una imagen corporal positiva, vas a enfrentarte con:

  • perfeccionismo
  • comparación
  • juicio

Y hacer frente a estas tres áreas clave que vas a necesitar: un cambio de actitud, mayor autoestima y capacidad de resiliencia emocional.

Desarrollando una imagen corporal positiva


Por desgracia, la forma en que las personas te perciben y juzgan, al principio, es a través de tu apariencia. En un instante se forman una opinión de ti en sus mentes, y por no estár seguro de lo que es, empiezas a criticarte y juzgarte a ti mismo por no ser perfecto; es decir, si tienes baja autoestima.

Siendo muy crítico o juicioso sobre ti mismo aumentará la probabilidad de que desarrolles una actitud negativa sobre ti. Por lo tanto, es vital cambiar tu actitud acerca de cómo te tratas a ti mismo y tus pensamientos.

Es necesario construir resiliencia emocional para ser capaz de mantener una conexión saludable entre tus sentimientos, pensamientos y deseos mientras te involucras con los demás y mantienes la confianza en ti mismo.

Cómo desarrollar tu autoestima y la resiliencia emocional


Se trata de hacerte sentir bien. Cuando te sientas bien contigo mismo y con quien eres, tendrás un sentido de autoconfianza, autoaceptación, y apertura que te hacen más bello, independientemente de tu apariencia.

Para formar el hábito de hacerte sentir bien, haz lo siguiente:

1. Aprecia todo lo que tu cuerpo puede hacer y lo que hará también en el futuro

Cambia tu actitud hacia él y empieza a creer y darte cuenta que tu cuerpo te está acercando a tus sueños todos los días. Celebra todas las cosas que tu cuerpo hace por ti, las caminatas reconfortantes a través de la naturaleza, el baile bajo la lluvia, las risas con los amigos, la maravilla de la creación, no importa en qué forma esté. Esto en gran medida te ayudará a crear una imagen positiva de tu cuerpo por sí mismo.

2. Haz una lista de las diez cosas que realmente te gustan de ti

Cualquier cosa que pienses. No tiene que estar relacionado con tu cuerpo, pero aún así se trata de ti, tu personalidad, tus talentos, tus habilidades, todo lo que es parte de tu cuerpo. Léela todos los días hasta que no tengas que hacerlo nunca más.

3. Explorar la ropa que te ayude a sentirte cómodo y bello

Encuentra ropa que se adapte a quién eres, y si no lo encuentras en tiendas, diseña la ropa por ti mismo y mándala a hacer con un sastre. Las tallas de ropa comercializada sólo te hacen sentir miserable, así que usa tu propio rango. La ropa debe ser adaptada a tu tipo de cuerpo, no tiene que encajar en un determinado diseño de ropa.

4. Rodéate de personas positivas, sanas e incluyentes

Es más fácil sentirte bien contigo mismo y tu cuerpo cuando estás cerca de personas que te apoyan y que reconocen la importancia de gustarte a ti mismo tal y como de forma natural.


imagen corporal positiva


5. Sé crítico de los mensajes sociales y medios de comunicación que permites a tu vida

Pon atención a las imágenes, lemas, o actitudes que te hacen sentir mal contigo mismo o con tu cuerpo. Protesta contra estos mensajes escribiendo argumentos opuestos para re-plantearlo a una forma más positiva para ti.

6. Haz algo bueno para ti mismo todas las semanas

Algo que le permita saber a tu cuerpo que lo aprecias, como un masaje, un baño de burbujas, siestas largas, lugares tranquilos en un bello entorno para relajarse, y sólo elige productos de belleza saludables para usar en tu cuerpo.

7. Hacer el bien y servir a los demás

Usa el tiempo y la energía que podrías haber pasado preocupándote por la comida, las calorías y tu peso, para hacer algo bueno por los demás. A veces conectar con otras personas puede ayudar a sentirte mejor contigo mismo y puede hacer un cambio positivo en nuestro mundo.

El ejercicio de 5 minutos en el espejo para una imagen corporal positiva


Párate frente al espejo. Mírate a fondo. Opta por no centrarte en partes específicas de tu cuerpo y mírate a ti mismo como te ven los demás, como una persona completa. Mira tus ojos por un largo tiempo, mientras te dices: “Te amo”.

Después, empieza a mirar cada parte por separado y di sólo cosas positivas de esa parte. Si hay algo que te moleste tanto que realmente no puedas mirarte en el espejo, como si sientes que tienes sobrepeso, entonces te debes a ti mismo, haz algo al respecto de inmediato.

Deja de lamentarte acerca de eso, y crea un plan claro con los pasos a seguir para lograr este nuevo objetivo. Si sientes que estás demasiado gordo, haz un plan sólido para bajar de peso y házlo.

Sobre todo, toma tiempo para alabar y adorar realmente a tu cuerpo sagrado. Es tu vehículo en esta vida, y por toda la magia que crea todos los días, sólo por sujetar tu alma en esta realidad espacio-temporal.

Elógiate. Alaba tu cuerpo. Alaba cada pequeño y último detalle de ti; el elogio siempre trabajará a favor de tu cuerpo. Lo que se siembra, se recoge.

[embedit snippet=»ul-2020-spanish»]

¿Has sido capaz de mantener una imagen corporal positiva? Si es así, ¿qué trucos utilizaste para lograrlo?

Por favor, comparta con nosotros en la sección de comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *