Qué son los chakras

Chakras: las ruedas que energizan las facetas de tu vida

Probablemente, has visto o escuchado hablar de los mandalas,  la rueda del destino, el uroboros, el cìrculo alado, los rosetones de las iglesias, el Samsara, los Sefirot, el dharma.

Todas ellas tienen en comùn su forma.

El círculo es un símbolo que se repite a lo largo de los años en todas las civilizaciones, religiones y tradiciones.

La redondez es señal por excelencia de los ciclos, de la eternidad, del poder y la protección.

Así también, es la forma de los chakras. 

Esta palabra sánscrita significa “rueda” y se refiere a unos vórtices de intersección por los que fluye nuestra energía. Estos puntos de conexión organizan, asimilan y transmiten la energía, conformando en conjunto un sistema que  integra lo mental, lo corporal y lo espiritual. 

En este artículo, conoceremos cómo la hiperactividad o el desarrollo insuficiente de estos puntos energéticos puede impactar nuestro bienestar integral.

Las consecuencias de un bloqueo en los chakras pueden traducirse en algo tan visible como una enfermedad, hasta algo menos evidente como dificultades en alguna esfera de nuestra vida. 

Conectando los nadis


La experta en chakras, insructora de Mindvalley y sanadora energética, Anodea Judith, explica que los chakras son los puntos por donde se cruzan los nadis, unas especies de arterias intangibles que conducen el prana o energía vital. 

Aunque no son sinónimos de ninguna estructura del cuerpo, estos centros energéticos tienen una correspondencia en el plano físico con los ganglios nerviosos y con glándulas del sistema endocrino. 

En su libro Nueva guìa de los chakras: las ruedas de la energía vital, Anodea señala que estos centros pueden entenderse como un programa contenido en un disco que gobierna ciertos elementos de nuestra vida.

Ellos emiten energía desde el interior del organismo y asimilan también energías exteriores. 

La suma total de los chakras forma en nuestro cuerpo una columna vertical llamada Sushumna. Anodea lo plantea como un canal central integrador, una superautopista energética, que conecta los chakras y sus dimensiones. 

La interacción entre ellos puede conectar la dimensión de nuestro cuerpo físico con el emocional, por ejemplo, y a su vez matizar nuestras actividades en el mundo exterior y las relaciones con otras personas. 

7 ruedas que equilibran la vida


Diversos estudiosos de los chakras han determinado la correspondencia entre estos centros energéticos con funciones físicas y psicológicas.

También, las han vinculado con afecciones y órganos, así como con elementos naturales, colores, mantras entre otros.

A continuación, te presentamos una breve guía de estos aspectos por cada chakra.  

1er. chakra – Centro de Base

chakra raiz

Nombre sánscrito: Muladhara

Localización: perineo (entre los genitales y el ano)

Glándulas: suprarrenales

Función psicológica: supervivencia, arraigo

Que resulta en: seguridad

Demonio: miedo

Bloqueo: pasividad, preocupación, pereza, inseguridad

Afecciones: obesidad, anorexia, ciática, lesiones de rodillas, artritis degenerativa, estreñimiento

Color: rojo

Sonido raíz: LAM

Elemento: tierra

2do. chakra – Centro Sagrado

segundo chakra

Nombre sánscrito:  Swadhisthana

Localización:  sacro 

Glándulas: gónadas

Función psicológica: deseo

Que resulta en: sexualidad

Demonio: remordimiento

Bloqueo: insensibilidad, inadaptabilidad, tristeza, frustración, represión, culpa

Afecciones: problemas sexuales, molestias urinarias

Color: anaranjado

Sonido raíz: VAM

Elemento: agua

3er. chakra – Centro Solar

3er chakra

Nombre sánscrito: Manipura

Localización:  plexo solar 

Glándulas: páncreas, suprarrenales

Función psicológica: voluntad

Que resulta en: poder

Demonio: vergüenza

Bloqueo: desvalimiento, agotamiento, falta de energía, desorden, cólera, impaciencia

Afecciones: molestias digestivas, fatiga crónica, hipertensión

Color: amarillo

Sonido raíz: RAM

Elemento: fuego

4to. chakra – Centro Cardíaco

cuarto chakra

Nombre sánscrito: Anahata 

Localización: corazón

Glándulas: timo

Función psicológica: Amor

Que resulta en: paz

Demonio: aflicción

Bloqueo: baja autoestima, sufrimiento interior, hiperemotividad, celos, aislamiento.

Afecciones: asma, enfermedad coronaria, dolencias crónicas

Color: verde

Sonido raíz: YAM 

Elemento: aire  

5to chakra – Centro Laríngeo

5to chakra - Centro Laríngeo

Nombre sánscrito: Vishuddha

Localización:  garganta

Glándulas: tiroides y paratiroides

Función psicológica: comunicación

Que resulta en: creatividad

Demonio: mentira

Bloqueo: problemas de comunicación, voz débil, falta de coordinación, poca creatividad

Afecciones: dolor de garganta, tortícolis, trastornos tiroideos

Color: azul claro

Sonido raíz: HAM

Elemento: sonido  

6to chakra – Centro Frontal

6to chakra - Centro Frontal

Nombre sánscrito: Ajna

Localización: entrecejo

Glándulas: pineal

Función psicológica: intuición

Que resulta en: clarividencia

Demonio: ilusión 

Bloqueo: persona muy influenciable y dubitativa, problemas para recordar, dificultades para visualizar y “ver màs allá’’ de los evidente

Afecciones: fatiga visual, cefaleas, pesadillas

Color: índigo

Sonido raíz: OM 

Elemento: luz

7mo. chakra – Centro Coronal

7mo. chakra - Centro Coronal

Nombre sánscrito: Sahasrara

Localización:  cima del cráneo o coronilla

Función psicológica: conocimiento

Que resulta en: conciencia trascendente

Glándulas: pituitaria

Demonio: apego de las cosas

Bloqueo: imposibilidad de aprender o comprender, problemas de atención, pérdida de sentido, falta de conexión espiritual

Afecciones: depresión, alienación, confusión

Color: violeta y blanco

Elemento: pensamiento

Un experimento con tus chakras


Anodea nos explica cómo podemos palpar la energía de un chakra, con algo tan sencillo como poner las manos y brazos extendidos hacia adelante y mover las palmas de las manos lo más rápido posible. 

Debes abrir y cerrar las manos varias veces e invertir el sentido de las palmas, todo hasta que las sientas cansadas.

Luego relájalas y pon las manos una frente a la otra acercando las palmas desde más o menos medio metro de distancia hasta algunos centìmetros. 

Cuando tengas unos 10 centímetros de distancia entre ellas, podrás sentir una especie de campo magnético o fuerza energética.

¿La sientes?

Indagar nuestra energía


Para explorar someramente cómo están trabajando tus siete chakras, te sugerimos este breve cuestionario que hemos recopilado de distintos autores, entre ellos, Anodea Judith, y que pudieran alertarte del desequilibrio en estos centros. 

Si contestas de manera negativa alguna de estas preguntas, préstale atención a qué chakra corresponde y reflexiona cómo te sientes en ese ámbito de tu vida.

  1. Chakra 1: ¿acostumbras realizar ejercicio?, ¿es positiva tu relación con el dinero y el trabajo?, ¿te gusta tu cuerpo?
  2. Chakra 2: ¿tu vida sexual es satisfactoria?, ¿tienes flexibilidad emocional?, ¿dedicas tiempo a las pequeñas satisfacciones de la vida?
  3. Chakra 3: ¿tienes seguridad en ti mismo?, ¿los demás no te intimidan?, ¿consigues llevar a término lo que te propones?
  4. Chakra 4: ¿te estimas a ti mismo?, ¿tienes facilidad para establecer relaciones duraderas?, ¿te sientes conectado con quienes te rodean?
  5. Chakra 5: ¿sabes escuchar?, ¿sabes decir tu verdad cuando es necesario?, ¿practicas alguna actividad artística o creativa?
  6. Chakra 6: ¿tienes sueños vívidos y los recuerdas?, ¿has tenido experiencias psíquicas, coincidencias o precognición?, ¿se te hace fácil visualizar situaciones?
  7. Chakra 7: ¿aprendes rápidamente y con facilidad?, ¿concedes un significado especial a tu vida?, ¿tienes una fuerte conexión con alguna energía superior?

Equilibrio chakras

Retomando el equilibrio energético


El chakra determina la cantidad de energía que se encuentra en un plano específico de nuestra vida, así como el volumen de actividad y complejidad que somos capaces de manejar en ese ámbito. 

Si tienen un funcionamiento equilibrado, estos chakras giran en el sentido de las manecillas del reloj, metabolizando la energía y haciendo que fluya hacia el centro de cada una de estas ruedas.

Para desbloquear los chakras, ya sea por un exceso de actividad o por su escasez, se recomiendan implementar algunas de estas acciones: 

  1. Dedicar varios minutos al día a la meditación 
  2. Visualizar los colores asignados a cada chakra
  3. Practicar Reiki o recibir una sanación con esta técnica de imposición de manos 
  4. Colocar cristales o piedras semipreciosas en cada uno de los centros energéticos
  5. Practicar yoga y adoptar asanas que potencien cada chakra
  6. Evitar sustancias tóxicas que te afecten físicamente, como por ejemplo, el tabaco
  7. Llevar una dieta balanceada y saludable
  8. Usar mudras que estimulen y balanceen el funcionamiento de cada chakra
  9. Pronunciar repetida y sistemáticamente los mantras que le corresponden a cada uno
  10. Practicar la respiración energética y consciente
  11. Realizar afirmaciones conscientes como una manera de reprogramar nuestra mente
  12. Disfrutar de un masaje con aceites de aromaterapia
  13. Pintar mandalas de colores
  14. Vestirse con los colores del chakra que necesitas activar

Ahora que has hecho una breve exploración de tus chakras y conoces cómo puede impactar en tu vida, ¿tienes idea de alguno que pueda encontrarse bloqueado?

[embedit snippet=”du-2020-spanish”]

¿Cuál de las actividades recomendadas adoptarás para reencontrar la fluidez energética? Escríbelo en los comentarios.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *