Ser supremo: comunicándonos con nuestro ser supremo para obtener respuestas

¿Alguna vez has tenido una cita con tu ser supremo?

Tu ser supremo es el verdadero yo, la conciencia del alma que es mucho, mucho más que la forma física que conoces tan bien.

Tu ser supremo es el tú que es ilimitado y eterno. Es la parte de ti que te emociona con inspiración, te guía con la intuición y te enseña a través del discernimiento… tiempo de hacer una cita, ¿verdad?

Tus intenciones, deseos y tus secretos son bien conocidos por tu ser supremo.

Tú sabes todo de ti. Es probable que hayas tenido una conversación muy limitada con tu ser supremo.

Esos destellos increíblemente útiles de intuición e inspiración pueden convertirse en una parte mucho más grande de tu vida, si permites que esta comunicación florezca.

La conexión con tu yo supremo una especie de paradoja, estás conectado, siempre.

De hecho, es más que una conexión, es una unidad.

Lo físico no puede estar separado de tu conciencia energética. Pero estamos aquí en este estado físico, y parte de eso es un sentimiento de separación de todo lo demás.

En realidad no hay separación.

¿Dónde comienza y termina la energía del yo? Si puedes aceptar que eres mucho más que sólo este ser físico, puedes entender que eres un ser supremo, teniendo una experiencia física.



¿Por qué es importante escuchar a tu ser supremo?


Tu ser supremo es tu mejor guía para una experiencia asombrosa y significativa aquí en el plano físico.

Cada vez que tienes una sensación inexplicable o premonición, tu ser supremo está tratando de comunicarse contigo y te guiará a curso de acción correcto.

¿Cómo se comunica el ser supremo?

Si has estado ignorando esas intuiciones y corazonadas, es posible que quieras preguntarte el por qué. La información que viene del yo supremo no es captada necesariamente con los sentidos físicos, ¡pero eso no la hace menos válida!

Después de todo, no se puede percibir físicamente la gravedad, pero es evidente que hay algo que te impide estar flotando como un globo de cumpleaños. Muchos de nosotros estamos tan acostumbrados a creer sólo en lo que percibimos con nuestros sentidos físicos y tendemos a ignorar un aspecto muy importante de nosotros mismos, el enérgico.

Otro problema potencial que puedes tener con los mensajes que estás recibiendo de tu ser supremo es que a menudo son confusos, enigmáticos y totalmente desconcertantes, especialmente si vienen en tus sueños.

Realmente ayuda a tener un diario para estos mensajes extraños, porque a veces las respuestas se vuelven claras cuando se escribe sobre ellos.

Algunas veces puedes oír voces, otras veces, recibirás imágenes o fuertes impulsos por hacer algo, o no hacerlo.

Una capacidad que vas a desarrollar a medida que te acostumbres a escuchar a tu ser supremo es la capacidad de discernir entre la voz basada en el miedo del ego y la voz infinita/eterna de tu ser supremo.

Puede desarrollar una aguda conciencia de tu cuerpo como un gran “traductor” de los mensajes de tu ser superior.

Una cita con su ser supremo

Así que, de vuelta a la cita.

Recomiendo hacer una cita con su ser supremo: imagina un escenario tranquilo, apacible un lugar en el que te encante estar.

No “hacer” en. “Ser” en.

Si lo deseas, puedes imaginar a tu ser superior como una presencia física, al igual que tu mejor amigo sentado a tu lado. O bien, puedes imaginarte a tí mismo rodeado de una energía cálida, amorosa.



¡Elige la imagen que funcione para ti!

Una vez que sientas la presencia de tu ser superior, puedes hacerle preguntas acerca de cualquier cosa. El ser superior no juzga ni critica.

¡Manténte abierto para las respuestas!

No olvides que pueden venir en una variedad de métodos de presentaciones: palabras, sentimientos, imágenes, de pronto algo que entra a tu línea de visión o cualquier cosa que entre en tu conciencia…

¿Cómo sabes la diferencia entre una respuesta basada en el miedo del ego y la voz del ser supremo?

¿Cómo sabes que las respuestas no son sólo imaginación, o algo que tu mente inventó para apaciguarte? Así es cómo:

Si se sientes sensaciones físicas de ansiedad, tensión, miedo, ira, etc., estás hablando con el ego.

El ego crea su identidad en torno al dolor.

Eso es lo que sabe. Eso es con lo que se siente cómodo y es el idioma que entiende. Quiere seguir identificándose con negatividad porque entonces tiene una identidad.

Si sientes sensaciones físicas de ligereza, amor, energía, felicidad, etc., estás hablando con el ser supremo.

No hay identidad en el ser supremo.

Es sólo energía, sin principio ni fin.

El estado natural del ser supremo es libre, amoroso y alegre.

Un método consiste en hacer preguntas sí/no y luego escuchar la respuesta inmediata, a veces incluso antes de terminar la pregunta.

Esta respuesta inmediata es, probablemente, tu ser supremo, por encima de la programación de la mente. Si te dieras tiempo para analizar tu pregunta, créeme, ¡el ego empezará a molestarte con su charla negativa de costumbre!

Otro método es escribir un diario



Puedes hacer preguntas y escribir las primeras respuestas que salen de tu interior. Después, regresa y vuelve a leerlas con conciencia de tu respuesta física y emocional, verás de inmediato si tu respuesta vino desde el ego o del ser supremo.

Escribir un diario también ayuda a dar sentido a los mensajes que no “entiendes” de inmediato.

Si las respuestas parecen más sabias de lo habitual, es el ser supremo. Si las respuestas parecen forzadas o si suenan como si le estuvieras diciendo a la gente lo que quieren oír, son del ego. Si las respuestas parecen como que vienen de una inteligencia superior, entonces lo son.

Tú eres ese ser supremo, y es tu mejor guía.

Tu maestro supremo.

Así que haz una cita con tu ser supremo, y averigua lo que está pasando en tu vida. Pregunta las grandes preguntas de tu “gran ser.”
Tu vida tomará un nuevo significado – y posiblemente una dirección totalmente nueva, ya que tu ser supremo te apunta hacia lo que es adecuado para ti.

[embedit snippet=»du-2020-spanish»]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *