Elimina los problemas desde adentro con la purificación espiritual

Elimina los problemas desde adentro con la purificación espiritual

La purificación espiritual es una forma de sanación energética. Es una forma de mirar nuestros problemas y abordarlos desde un ángulo diferente.

Cuando enfrentas problemas, hay dos maneras de verlos:

La primera es pensar que tus problemas surgen de factores externos como la economía, tu entorno o la gente que te rodea. La segunda es pensar que tus problemas surgen de una fuente espiritual o energética

Echemos un vistazo al modo en el que una purificación espiritual podría ayudarte a lidiar con tus problemas de una forma completamente nueva que quizá nunca consideraste.

¿Qué significa purificación espiritual?


¿Qué es la purificación espiritual? Es un tipo de sanación que busca identificar y curar el origen espiritual de los problemas que se manifiestan en tu vida. Si no eres una persona religiosa o espiritual, puedes considerarla como una limpieza energética.

Cuando los métodos tradicionales no funcionan, puedes recurrir a la purificación espiritual para llegar a la raíz del problema y resolverlo desde adentro.

Puedes usar la purificación espiritual para:

  • Superar un divorcio (los sentimientos de dolor, culpa, miedo, vergüenza, enojo, resentimiento y tristeza son difíciles de superar y pueden llegar a convertirse en problemas físicos)
  • Lidiar con problemas financieros persistentes
  • Evitar mala energía, malas vibras o falta de armonía en el hogar o el trabajo
  • Superar problemas persistentes de pareja
  • Prepararte para hacer algún trabajo espiritual como un retiro o una meditación intensa
  • Eliminar un sentimiento constante de negatividad o energía pesada a tu alrededor

¿Cómo ayuda la purificación espiritual a lidiar con los problemas de la vida?


La purificación espiritual se basa en el concepto de que todo es energía: los humanos, los pensamientos, las plantas, las piedras, la luz, las emociones, los animales, el espacio… todo.

Las energías chocan y se cambian unas a otras.

Por ejemplo, si atravesaste por un momento difícil en tu vida, quizá creas que ya superaste el trauma emocional de ese tiempo, pero si experimentas problemas constantes (ya sea físicos, mentales, emocionales o espirituales), significa que la energía negativa aún está dentro de ti.

Todavía te impacta, y no solo cuando piensas en ese momento difícil o tienes sentimientos al respecto, te afecta en general porque aún cargas con ella.

Si abordas la causa energética y liberas la energía negativa, la manifestación física desaparecerá por sí sola (o será más fácil eliminarla).

¿Cómo impacta al cuerpo la energía negativa?

Si alguna vez has sentido una pesadez o letargo después de una situación emocionalmente difícil, ¡significa que aún cargas con esa negatividad!

Y si alguna vez has sentido una buena o mala vibra de alguna persona, lugar o cosa, quiere decir que estás recibiendo esa energía. Si tú le permites seguir dentro de tu campo energético, puede afectarte negativamente.

Muchas de estas cosas suceden de forma subconsciente, pero míralo así: si piensas en una situación incómoda y alimentas esa negatividad, terminará convirtiéndose en parte de ti.

Por ejemplo, si discutes con alguien y continúas reviviendo ese momento y esa discusión en tu mente, ¡lo que haces es perpetuar y aumentar la negatividad!

Si atraviesas por un periodo difícil, puedes detonar involuntariamente una poderosa espiral descendente de negatividad, ya que las cosas similares se atraen. Por ejemplo, si te divorcias, tus pensamientos negativos atraen más energía negativa que se manifestará en forma de una enfermedad, problemas en tu trabajo, con tu familia, etcétera.

Y entre más lo pienses o más energía emocional le dediques a los nuevos problemas, peor será.

¿Cómo elimino esta energía negativa?

¿Qué puedes hacer si sospechas que albergas energía negativa en tu vida?

Aquí hay tres pasos para eliminar energía negativa de tu vida:

1. Reúne información. Esto incluye síntomas de perturbación o desequilibrio espiritual. Es un proceso que involucra mucho más que solo observación física.

Un sanador espiritual entrenado puede discernir los trastornos y alteraciones en tu aura y tus chakras.

2. Análisis espiritual. A veces, conocer la causa de un problema físico te ayuda a liberarte de él: por ejemplo, el dolor y enojo provocados por un divorcio pueden afectarte tan profundamente, que ya no te das cuenta de que aún llevas el sello energético de ese momento en tus células.

Cuando identificas que la causa de tu problema físico es esta perturbación espiritual, vas directamente a la fuente y sanas desde dentro.

3. Limpiar la energía. La última fase involucra limpiar tu energía, eliminando bloqueos y negatividad y equilibrando tu campo energético. ¡Notarás resultados inmediatos en tu vida cuando te deshagas de las cargas energéticas que llevas!

¿Cómo me deshago de la energía negativa en mi aura?

La purificación espiritual involucra mover, transformar y recircular la energía estancada.

Y aunque no lo creas, la purificación espiritual no se limita a los humanos. Ya que todo es energía, puedes hacer una purificación espiritual periódica en tu casa, tu auto, tu espacio de trabajo, tus pertenencias y en los lugares donde pasas más tiempo. Básicamente, en cualquier cosa que sientas que ya no tiene buena vibra.

Todos los procesos de purificación hazlos con una actitud positiva y optimista. Evita hacerlos con la idea de que estás “peleando contra el mal”. ¿Por qué? Porque las palabras pelear y maldad están repletas de energía negativa. Si haces una purificación espiritual con una mala actitud ¡solo atraerás más negatividad!

Mejor completa el proceso buscando atraer energía que te alimente.

Formas de limpiar tu entorno

Un ejemplo de purificación espiritual es el sahumar. Este antiguo método requiere que se queme salvia o pino seco. Debes moverte por el espacio que quieras limpiar, usando el humo de la salvia o pino para limpiar la energía estancada o indeseada.

Otro ejemplo de purificación espiritual es bendecir el agua antes de beberla.

¿Suena descabellado? Los experimentos del Dr. Masaru Emoto con agua nos ofrecen una visión fascinante sobre el poder de nuestras intenciones para influir en nuestro medio.

Si tú bendices, agradeces, aprecias y amas el agua antes de beberla, afectas su energía ¡y ese cambio te beneficia! Este tipo de purificación espiritual tiene efectos poderosos.

Después de hacer la purificación espiritual te sentirás física, emocional y energéticamente más ligero, y tendrás una claridad mental libre de negatividad y desorden.

Apoya tu purificación espiritual

Esperamos que esta guía te ayude a entender el concepto de purificación espiritual y el poder que un cambio de energía puede tener sobre nuestras vidas.

Tener la consciencia de que nuestros problemas esconden más de lo que podemos ver es suficiente para iniciar un viaje profundamente espiritual, lo que al principio puede parecer intimidante. 

Cuando hablamos de navegar el mundo energético y espiritual, a veces es difícil saber dónde empezar. ¡Aquí es donde entra Jeffrey Allen!

Jeffrey reside en Tokio, Japón, y es reconocido mundialmente como una autoridad en sanación de energía. Muchos sanadores famosos lo buscan a menudo para agendar sesiones de sanación.

Con su profundo conocimiento del mundo energético y espiritual, Jeffrey se sintió inspirado a colaborar con nosotros y traerte una nueva Masterclass gratuita de Mindvalley para ayudarte a limpiar tu energía, elevar tus vibraciones y romper tus bloqueos ocultos. Al final de esta sesión tendrás una poderosa consciencia energética que activará tu crecimiento espiritual y profesional.

Haz clic aquí en la imagen y únete a los 61.150 estudiantes que ya se han inscrito a esta Masterclass transformacional y GRATUITA. ¡Esperamos verte ahí!


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *