Conoce los beneficios de la lectura

Expande tu potencial con los beneficios de la lectura

Leer nos abre la puerta a realidades diferentes a la nuestra y nos permite ser espectadores (o protagonistas) de miles de situaciones. Este es sólo uno de tantos beneficios de la lectura.

¿Alguna vez has estado leyendo algún libro en el que te concentras tanto que olvidas dónde estás y pasan las horas sin darte cuenta?

Pero más allá del placer que puede generar un libro de ficción o una historia basada en hechos reales, lo cierto es que leemos más tiempo del que nos damos cuenta. 

En la Era del Conocimiento, la cantidad de información que recibimos a través de la lectura es considerablemente grande.

Nada más piensa en cuánto tiempo pasas en el trabajo revisando informes, leyendo correos, buscando información. Se estima que en promedio son de 3 a 4 horas al dìa. 

Leer es parte clave de procesar la información, comprenderla y recordarla para poder utilizarla luego. 

En este artículo, conocerás más razones para adoptar la lectura como nuevo hobbie, así como algunas recomendaciones para mejorar este hábito, pero sobre todo para leer de manera eficaz.

7 beneficios de la lectura

Beneficios de la lectura


Además de ser un apasionante entretenimiento, se ha evidenciado científicamente que la lectura tiene un impacto positivo en nuestro bienestar integral. Estos son algunos de los beneficios de leer:

  1. Reduce nuestros niveles de estrés hasta en 68%, mucho más que escuchar música o ir de paseo. El ritmo cardíaco y la tensión muscular disminuyen con tan solo 6 minutos de lectura.
  2. Ejercita nuestra memoria, la amplía y la hace más flexible. Esto debido a que fortalece las conexiones neuronales y nos hace más resistentes al deterioro cognitivo. Esto significa que también nos protege de enfermedades como la demencia o el alzheimer.
  3. Favorece nuestras habilidades sociales, ya que nos permite entender mejor las creencias, deseos y pensamientos del otro, así sean diferentes. Esto supone también, que podamos comprender otros puntos de vista y mejorar  nuestra empatía.
  4. Estimula nuestra capacidad de atención y favorece la concentración profunda. Según la psicología evolutiva, no estar alerta y responder a cualquier estìmulo que se presente, podía costarnos la vida. Por ello, nuestra mente tiende a distraerse con facilidad. La lectura nos ayuda a focalizarnos, es una forma que le permite evolucionar a nuestra mente.
  5. Aumenta el vocabulario y enriquece la expresión gramatical, por lo que favorece nuestras habilidades de comunicación y nos ayudará a expresarnos mejor en público.   
  6. Potencia nuestra imaginación y pone en marcha todas las regiones cerebrales vinculadas a nuestros sentidos. Basta con leer una palabra referida a una sensación para simularla, ya que nuestro cerebro no distingue entre realidad y ficción. 
  7. Favorece nuestro desarrollo profesional y nos conduce al éxito. A diferencia de otras actividades extracurriculares, como el deporte o la danza, la lectura por placer, ha sido el único factor predictivo del éxito profesional. 

Estos son solo siete beneficios de la lectura. Ahora, hablemos de números…

El hábito de los exitosos


El magnate informático, Bill Gates, lee hasta 50 libros al año, o al menos un libro a la semana.El exitoso inversionista Warren Buffet revisa aproximadamente 500 páginas de documentos financieros al día. 

Elon Musk, Phil Knight, Mark Zuckerberg, Mark Cuban, son todos exitosos empresarios que además reconocen su afición por la lectura. 

¿Cómo es posible que estas personas tan famosas y tan ocupadas puedan conseguir tiempo para leer y seguir siendo tan productivos?

Y no sólo disfrutar de un libro, sino consumir grandes cantidades de información escrita. 

Una posible razón puede ser la velocidad con la que leen. Aprovecha y prueba cuántas palabras lees en un minuto. Anota el número. 

En promedio, las personas suelen leer entre 200-300 palabras por minuto, pero hay otras con la capacidad de leer hasta 4 veces esa cantidad. ¡Mil doscientas palabras por minuto!

Ellos han adoptado técnicas para lectura ágil y han aprendido a leer más rápido para mejorar su habilidad lectora.  

Otras razones por las que ellos han podido adoptar estos fabulosos hábitos de lectura, pudieran ser técnicas vinculadas a su productividad diaria, pero sobre todo a su capacidad de ser selectivos.

Esto significa dedicarle tiempo a lo importante, a los contenidos que realmente sean de calidad y significativos para nuestra vida.

5 trucos para leer mejor y más rápido 


¿Recuerdas cuándo fue la última vez que tomaste clases de lectura?

Probablemente eras muy pequeño, tenías menos de 7 años y desde entonces no has recibido nuevas técnicas para mejorar.

Porque sí, la habilidad de lectura puede cultivarse y perfeccionarse.

El experto en rendimiento cerebral, Jim Kwik, brinda estas 5 recomendaciones para aumentar nuestra velocidad al leer y hacerlo de manera efectiva. Así, podrás potencias los beneficios de la lectura citados más arriba.

Planifica

Reserva en tu calendario el momento del día que le dedicarás a hacer esa lectura especial.

Procura que sea siempre a la misma hora y bloquea al menos 30 minutos de tu agenda para leer sin interrupciones. 

Enfócate

Una sencilla y efectiva técnica, es usar tu dedo izquierdo como guía visual para mejorar tu velocidad de lectura. Recorre cada línea que vayas leyendo.

Esto te ayudará a concentrarte.

Originalmente, aquello que se movía era señal de que debíamos salir corriendo por nuestra vida o que se trataba el alimento del día, de allí que el movimiento capte nuestra atención tan fácilmente. 

Acelera

Si leemos de forma muy lenta, nuestra mente estará más propensa a distraerse con otros estímulos.

Para ello, evita la subvocalización o escuchar tu voz mientras lees, pues tu pensamiento es más rápido que eso.

Puede ayudarte también escuchar música sin letra, como la barroca o de latidos binaurales, pues suelen acelerar y mantener el ritmo de lectura. 

Recuerda

Toma nota de lo que has leído, busca una manera de procesar esa información de manera que no la olvides a los minutos.

Puedes hacer listas, mapas mentales, resaltar frases, esquematizar ideas, relacionar el contenido con algo que ya conozcas o asociarlo con una emoción.

Escoge la manera que más te guste para registrar esa información y almacenarla de manera efectiva. No olvides revisar el contenido de las notas cada cierto tiempo, o usar lo que aprendiste.

Así podrás mantenerla más tiempo en la memoria.

Comparte

Cuéntale a un amigo lo que leíste, difunde ese conocimiento a otro, pero sobre todo; hazlo tuyo, pues al momento de explicarlo, estarás contándolo desde tu punto de vista, desde tu experiencia particular.

Si lo prefieres, hazlo en redes sociales, el efecto será más expansivo.

Luego de conocer los beneficios de leer y de caer en cuenta de que es un hábito común de personalidades exitosas, puedes sentirte contagiado por la fiebre de la lectura.   
[embedit snippet=”sb-new-theme”]

¿Recuerdas que anotaste el número de palabras que lees por minuto? Pues úsalo como récord inicial para comparar tu evolución mientras implementas las técnicas de Jim Kwik. Recuerda contarnos qué tal te va y compartir lo que leíste.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *