Relaciones-de-pareja

Relaciones de pareja: develando la mezcla (im)perfecta

Al inicio, los hombres eran seres completos: con dos cabezas, cuatro piernas y cuatro brazos.

Zeus, en forma de castigo, por el orgullo de la humanidad, decidió separarlos y, desde entonces, los hombres viven buscando su otra mitad para sentirse completos.

Este es, a grandes rasgos, el mito de las almas gemelas que Platón narra a través de Aristófanes, en su obra El Banquete.

Más allá de las creencias que surgieron alrededor de esta idea de la Antigua Grecia, lo que se refleja en ella es la necesidad y el deseo que tiene el ser humano de amar y ser amado, de contar con una relación de pareja.

Algo que trasciende el sexo, la cultura, la religión y está presente como parte de la esencia humana.  

En este artículo, nos adentraremos en el mundo del amor de pareja, los tipos de relaciones sentimentales y algunas recomendaciones a tener en cuenta si quieres consolidar y mantener el amor verdadero. 

Intentando definir el amor


El amor es uno de los temas más recurrentes del ser humano.

Se ha representado de mil maneras en las diferentes culturas, nos ha intrigado en todas las épocas y, por supuesto, ha sido digno de estudio científico.  

Si tuviéramos que definir qué es el amor de pareja, podríamos hablar de una actitud especial con componentes emocionales y conductuales. La psicóloga Barbara Fredrickson lo define como “un micromomento de conexión que compartes con otra persona”  

Y a esta especial conexión entre dos personas, podemos agregarle 3 componentes en las relaciones de pareja, definidos por el psicólogo Zick Rubin.

Rubin pretendía desarrollar un instrumento para medir el amor, lo que lo llevó a desglosarlo en tres factores esenciales:

  1. Apego: es el deseo de estar físicamente cerca de una persona y de tener su apoyo emocional.
  2. Cuidado: es el deseo del bienestar del otro y la inquietud por que esa persona no sufra.
  3. Intimidad: es el deseo de comunicarse con el otro de manera estrecha y confidencial. 

Tipos de relaciones de pareja


Otro  estudioso del amor de pareja es el psicólogo Robert Sternberg, quien planteó la denominada teoría triangular para relaciones sanas.

Sternberg define el amor como una relación interpersonal en donde suelen presentarse al menos 2 de estas 3 facetas: intimidad, simpatía o afecto, pasión o deseo sexual y compromiso.

La pasión es  la que se desarrolla con mayor rapidez e intensidad en las primeras etapas y luego va decayendo; mientras la intimidad y el compromiso van consolidándose con el tiempo. 

La mezcla de estas tres facetas sería el Amor Consumado, el amor más pleno que podemos alcanzar en una relación de pareja.

Si sólo se combinan dos facetas o solo aparece una de ellas, son relaciones de pareja en los que surge los siguientes tipos de amor:

  1. Amor romántico: Pasión + Intimidad
  2. Amor fatuo: Pasión + Compromiso
  3. El amor de compañerismo: Intimidad + Compromiso
  4. Amistad: Intimidad
  5. Apasionamiento: Pasión
  6. Amor vacío: Compromiso
  7. Ausencia de amor: ninguna de las 3 facetas

Mantener amor y relaciones de pareja

¿Cómo mantener una buena relación de pareja?


Hay una gran cantidad de tips para mejorar las relaciones sentimentales, pero aquí queremos enfocarnos en los que brindan dos expertos que consideramos, tienen una visión original del tema.

Filosofia Wabi Sabi

Arielle Ford, autora del libro Turn Your Mate Into Your Soulmate: A Practical Guide to Happily Ever After, nos explica cómo la filosofía japonesa del Wabi Sabi, puede ser de gran utilidad para aplicar en nuestra relación de pareja. 

Wabi Sabi se fundamenta en la belleza de la imperfección y la fugacidad de la existencia.

Ford nos invita a valorar aquellas imperfecciones de nuestra pareja, como factores diferenciadores, que los hacen únicos pero encantadores, porque son manifestaciones de su existencia.

La mentalidad Wabi Sabi, valora más lo que se tiene, la persona amada en este caso, porque no da nada por sentado y sabe que la vida es pasajera.

Nos permite ver a nuestra pareja con menos juicio y menos expectativa, al tiempo que nos ayuda a aceptar los errores, aprender a perdonar y a agradecer más.

Pero, para practicar realmente esta filosofía, debemos aplicarla primero en nosotros mismos, lo que significa juzgarnos menos, aceptarnos más, amar nuestras imperfecciones, agradecerlas incluso y verlas con humor.

Luego de mantener esta mentalidad con nosotros mismos, será mucho más viable tener esa disposición en nuestra relación amorosa. 

Monogamia divertida

El otro experto que, consideramos aporta tips originales para mantener relaciones sanas, es Dan Savage, periodista y polémico escritor de la columna Savage Love. 

Aunque parezca increíble, porque sus opiniones no son nada conservadoras,  Savage brinda 3 recomendaciones para hacer que la monogamia funcione en las relaciones de pareja:

  1. Tener expectativas realistas. Hay que reconocer que si una relación termina, no es un fracaso, es una experiencia de aprendizaje. Verla de esta manera le ayudará a afrontar con otra mentalidad su próxima relación. 
  2. Usar el modelo GGG. Se conforma de 3 factores cuyas iniciales en inglés son la G: el bien, el dar y el juego. El bien, es comunicarse desde la compasión y la simpatía. Dar, significa ofrecer  placer sin esperar reciprocidad. El juego, supone inyectarle emoción dentro y fuera del dormitorio. 
  3. Condimentar la vida en pareja. Intenta mantener la chispa compartiendo nuevas actividades, emprendiendo nuevas aventuras o retos y dándole pasión a todo lo que hacen como pareja.

[embedit snippet=”mqaa-2020-spanish”]

Y tú, ¿aplicas la filosofía del Wabi Sabi y las ideas de la monogamia divertida?, ¿qué otro consejo consideras importante para llevar adelante una relación de pareja? 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *