Cómo hipnotizarte por tu cuenta en 6 simples pasos

¿Qué pasaría si pudieras entrar en un estado de conciencia en el que pudieras moldear tu mente para que sea exactamente como quieres que sea?

¿Cómo serías diferente?

¿Dejarías ese mal hábito de toda la vida? ¿Serías más positivo? ¿Más seguro? ¿Productivo? ¿Amoroso?

¿Qué tal si pudieras entrar en este estado de moldeado mental cuando quisieras?

¿Qué pasaría si, cuando quisieras, pudieras plantar las semillas de tu preferencia en tu mente subconsciente y verlas florecer en un nuevo tú?

¿Adivina qué?

Puedes.

Todo lo que tienes que hacer es establecer una intención y aprender a hipnotizarte.

¿Qué es la autohipnosis?


cómo hipnotizarte


La hipnosis es una herramienta única que te pone en contacto con la fuente de tu programación subconsciente (los pensamientos, recuerdos, creencias y emociones que te moldean).

Cuando utilizas la hipnoterapia transformacional con la comprensión correcta, literalmente estás reconfigurando tu cerebro. Incluso la ciencia ha demostrado este hecho.

-Marisa Peer

Esta es la clave: no necesitas un hipnoterapeuta para comenzar a reconfigurar tu cerebro.

Al aprender cómo hipnotizarte, puedes hacer este proceso completamente por tu cuenta, sin visitar terapeutas, sin pagar facturas por ello, sin influencia externa.

Así es, ya no tendrás que buscar un hipnoterapeuta y llamarlo toda la semana para rogarle: “¡Hipnotizame! ¡Hipnotizame! ¡Estoy listo, ahora mismo, hipnotizame ahora!

Cuando practicas la autohipnosis, tú controlas cuándo, dónde y cómo reconfigurar tu cerebro.

Puedes eliminar elementos de tu programación subconsciente que no te sirven. Del mismo modo, puedes crear y reforzar libremente patrones positivos que te permitan prosperar y convertirte en tu mejor versión posible.

Para obtener una visión más profunda de lo que es la autohipnosis y cómo funciona, mira La autohipnosis para descubrir tu mejor “tú” posible.

Las 3 etapas de la hipnosis


cómo hipnotizarte

Si bien aprender cómo hipnotizarte puede parecer una práctica abrumadora y exhaustiva, en realidad es bastante sencillo. Hay 3 etapas básicas de la hipnosis.

1. Induciendo

El tiempo que toma el inducir la hipnosis dependerá de cuán rápidamente puedas relajarte y despejar tu mente.

Entrar en hipnosis puede parecer intimidante o difícil al principio. Simplemente recuerda que ya eres un profesional con décadas de experiencia: has ingresado a este estado cada noche de tu vida.

2. Visualizando

Cuando la etapa de visualización se combina con la intención y la sugestión, se plantan las semillas del cambio, para regarse y cultivarse posteriormente. También es donde se cortan las malas hierbas.

Esta etapa requiere tu completa imaginación, intención y enfoque para reforzar los cambios que deseas hacer: cuanto más profundo puedas ir, más puedes aumentar la calidad y la velocidad de tu transformación.

3. Salida

Una vez que hayas descubierto cómo hipnotizarte y logrado tu objetivo de hipnosis, puedes elegir fácilmente salir del estado hipnótico y volver a la plena conciencia de vigilia.

Salir de la hipnosis puede ocurrir de varias formas diferentes.

Puedes prepararte conscientemente para la salida desarrollando una señal: contar hacia atrás desde 10, crear una palabra clave, etc. O también puedes usar una alarma temporizada (preferiblemente con música suave, no con un timbre desagradable).

Alternativamente, puedes quedarte dormido fácilmente.

Cómo hipnotizarte (como un PIRATA) 


cómo hipnotizarte


¡Ahoy, bucanero! ¿Estás listo?

Aquí hay una guía de 6 pasos sobre cómo hipnotizarte, como un PIRATA: Privacidad, Intención, Relajación, Actualización, Transformación, Aislarse.

Sin embargo, antes de que empieces a aprender a hipnotizarte, es importante que consultes las siguientes condiciones previas (estas te ayudarán a lograr la autohipnosis en su totalidad).

Prepara el escenario

  1. Preparación. Encuentra un ambiente tranquilo y silencioso sin distracciones ni interrupciones.
  2. Relajación. Antes de comenzar, crea una mentalidad de calma para que puedas entrar más fácilmente al entrar en un estado de hipnosis. Respira profundamente o haz algunos ejercicios de respiración como la técnica de respiración de la caja.
  3. Mindfulness. Mantenerse en estado hipnótico requerirá mucho enfoque y concentración, por lo que la meditación puede ser una buena manera de preparar tu mente para la hipnosis.
  4. Energía. La hipnosis es más efectiva cuando tienes energía. Manténte alerta por tanto tiempo como te sea posible y trata de evitar quedarte dormido.
  5. Motivación / Intención. Define tu intención y motivación con palabras y afirmaciones positivas. Hazlo conocido y personal. Tu intención será utilizada como fuente de visualización. ¿Qué quieres tratar de resolver? ¿Por qué?

1. Privacidad

Uno de los componentes más importantes para aprender cómo  hipnotizarte es aprender a crear un entorno ideal para entrar en hipnosis. La paz y tranquilidad son el camino a seguir.

Pónte lo más cómodo que puedas mental y físicamente, incluso una pequeña perturbación puede dificultar entrar (o permanecer en) hipnosis.

Aquí hay algunas sugerencias para crear un ambiente ideal:

  • Despeja tu calendario de obligaciones.
  • Pon tu teléfono en silencio.
  • Modifica la temperatura de la habitación a tu temperatura preferida (si es que es posible).
  • Crea un ambiente que se transmita “feng shui” para ti.
  • Prepara un asiento cómodo o acuéstate en una cama (si puedes resistirte a dormir).
  • Pon música relajante para crear el ambiente.
  • Prepara un poco de aromaterapia relajante, como el aceite esencial de lavanda.
  • Usa ropa cómoda (o ninguna para crear un estado de sensaciones intensificado, o solo por diversión).
  • Escribe lo que sea que pueda estar preocupando tu mente (deja que el papel se encargue de esto).

¿Tienes las condiciones previas listas? ¿Te sientes calmado? Perfecto.

Está bien, es hora de empezar.

2. Intención

Ya sea que estés tratando una emoción, un hábito, un comportamiento, un rasgo de la personalidad o un recuerdo, define claramente tu intención.

¿No estás seguro de cuál intención establecer o en qué área de tu vida trabajar?

Puedes tomar este maravilloso cuestionario de 45 segundos para ayudar a diagnosticar cuál área de tu vida podría necesitar un poco de cuidado tierno y amoroso.

Al final del cuestionario, no solo obtendrás tus resultados personalizados, sino que la mejor hipnoterapeuta, Marisa Peer (autora del programa de Mindvalley que cambia vidas “Vida sin Límites”), te ayudará a orientarte sobre cómo comenzar a reprogramar esa área de tu vida.

Ella te dará nuevas perspectivas y afirmaciones/mantras positivos que podrás usar durante tu autohipnosis.

Es importante mantener tu intención directa (“Yo soy…”), poderosa (“… el creador de mi realidad…”), e irradiar con una emoción positiva (“…y creo en mi capacidad para cambiar mi comportamiento”.).

Sin embargo, tu mente no piensa en palabras; sino en imágenes y sentimientos. Por lo tanto, asegúrate de que tu intención provoque estas dos cosas importantes.

Expresa tu intención como si ya lo hubieras logrado, tienes confianza en ti.

Imagínate sintiendo esa seguridad, siéntela. ¿Cómo se ve la seguridad en ti? ¿Cómo se siente? ¿Cómo irradia hacia afuera?

Incorpora tantos sentidos como puedas. No necesitas recordar tu intención palabra por palabra si las imágenes y la emoción son poderosas.

Puedes escribir tu intención (o decirla en voz alta) para que tu mente forme estas sensaciones poderosas.

Aquí hay un ejemplo para abordar la ansiedad social:

“SOY EL AMO DE MIS PENSAMIENTOS Y EMOCIONES.

PUEDO ENTRAR EN UN ESTADO DE CALMA PURA CUANDO LO DESEE.

ELIJO RESPIRAR CALMA PROFUNDAMENTE DENTRO DE MI SER.

LA FUENTE DE MI CALMA ES UNA LUZ DORADA UBICADA EN MI VIENTRE.

BRILLO CON CONFIANZA MIENTRAS INTERACTÚO SIN ESFUERZO CON TODO TIPO DE PERSONAS”.

3. Relajación


cómo hipnotizarte

¿Intención preparada? Ahora estás listo para aprender a hipnotizarte, ¡hagámoslo!

Concéntrate en tu respiración; respira profundamente.

Despeja tu mente mientras inhalas profundamente. Escucha y siente el aire entrar por tus fosas nasales, llenar tus pulmones y expandirse hacia tu vientre.

Exhala completamente por tu boca, sintiendo cómo te relajas cada vez  más profundamente.

Permite que tu respiración consuma tus sentidos y conciencia: observa el patrón rítmico, el movimiento de tu abdomen llenándose y vaciándose, y cualquier sensación de hormigueo en la punta de tus dedos de las manos y pies, y en la nariz.

Con cada inhalación y exhalación, permite que tu mente se aclare más y que tu cuerpo se relaje más.

Mientras haces esto, gira tus ojos hacia arriba como si trataras de mirar tu tercer ojo. Crea una ligera tensión ocular y relaja tus párpados. Si sientes que tus párpados se mueven, lo estás haciendo bien.

Esta posición aparentemente extraña del ojo ayuda a inducir el estado hipnótico.

4. Actualización

Una vez que has alcanzado un estado relajado y logrado una mente silenciosa, es hora de ir más profundo…

El paso de la actualización profundiza tu nivel de hipnosis y prepara a tu subconsciente para visualizar en el siguiente paso.

Hay dos métodos populares para inducir este estado más profundo de relajación.

El método de la “escalera”

Cierra los ojos e imagina que bajas por una escalera mientras cuentas cada paso del 1 al 10 (o del 10 a 1, es tu elección). Duplica tu relajación y ligereza con cada paso.

Con cada paso, torna tu consciencia hacia tu interior.

Cuando estés en el paso 10 ya deberías estar llegando a  tu subconsciente: deberías estar en un estado mental extremadamente tranquilo y relajado.

El método de “Crear una escena”

Cierra los ojos y mantén tu atención en tu respiración. Con cada respiración, relájate más.

Ahora, imagina un entorno natural que encuentres tranquilo, tal vez un bosque verde. Sitúate en el bosque y continúa respirando con tu enfoque en ello y aumentando la relajación.

Imagina aspectos de este bosque que comienzan a tomar más forma y se vuelven más vívidos y saturados: el aroma del aire, el musgo entre tus dedos de los pies, el color y textura de los árboles…

Continúa construyendo esta imagen mental hasta que llene tus sensaciones y te sientas completamente dentro de esta escena serena.

5. Transformación

Lo has logrado.

Has aprendido a hipnotizarte con éxito: tu imaginación está despierta (y enfocada) y tu conciencia es completamente interna (te has desconectado de tu realidad física).

Comencemos con la parte divertida; la visualización. La visualización es el punto crucial de la transformación en la autohipnosis.

A tu cerebro le gustan y responde a las imágenes que forman una escena.

-Marisa Peer

Comienza simplemente visualizándote. Usa cualquier imagen que sientas que tiene una fuerte conexión con tu identidad.

Quizás te veas dentro del espacio pacífico que creaste (en el paso anterior). O quizás te imaginas como una luz brillante. O tal vez solo te imaginas como un punto flotante de conciencia (eso es bastante genial también).

Recordando tu intención, comienza a imaginar los elementos que definen a tu mejor tú: positivo, seguro, amoroso…

Reafirma tu intención con afirmaciones positivas de “yo soy”. Yo soy positivo, yo soy seguro, yo soy productivo., yo soy amoroso.

Toma tus declaraciones de “yo soy” de forma personal, ellas definen tu identidad.

Ahora comienza a visualizarte siendo tu mejor tú con estas hermosas y  radiantes características. Si esto es difícil de visualizar, recuerda, siempre has sido quien más te has imaginado ser.

Tu mente piensa en imágenes, así que crea imágenes positivas con valor emocional. Realmente siente tu mejor tú.

Sumérgete más profundo en ser tu mejor tú. ¿Que estás sintiendo? ¿Cómo estás pensando y comportándote? ¿Qué estás logrando? ¿Qué estás atrayendo? ¿Cómo se siente estar a tu alrededor?

Entre más refuerces una autoimagen, más profundamente se arraiga en la programación de tu mente y más rápidamente se manifestará en tu realidad.

Imagina esta etapa como plantar, regar y alimentar las semillas que florecerán en tu ser más elevado e increíble.

6. Aislarse

Una vez que te sientas eficiente y saludable en tu hipnosis, es hora de volver al “mundo real”.

Puedes salir de la hipnosis de muchas maneras.

Configurar una alarma es una forma, solo asegúrate de darte el tiempo suficiente para ser minucioso en tu hipnosis.

Una alarma te ayudará a mantener un registro de cuánto tiempo has estado en hipnosis (el tiempo es algo divertido en el estado hipnótico) y puede hacer que vuelvas a la conciencia de vigilia. Es importante que elijas el tono de tu alarma como algo relajante para que no te asustes.

Si te gusta la idea de elegir cuándo terminar tu hipnosis, no te preocupes, tu mente consciente está aún lo suficientemente alerta como para salir de la hipnosis por su cuenta. Tendrás capacidad plena para elegir cuándo irte.

El beneficio de dejar la hipnosis por elección es que puedes explorar profundamente tu subconsciente y pasar tanto tiempo como quieras visualizando.

Puedes salir de tu hipnosis autoinducida cuando lo ordenes utilizando una frase de activación preestablecida como “Estoy listo para entrar en la conciencia de vigilia” o contando lentamente hacia atrás desde 5.

Quedarse dormido es otra forma de salir de la hipnosis. Este puede ser un buen método para soñar y explorar las profundidades de tu mente subconsciente. Sin embargo, quedarse dormido puede interferir con cuán bien recuerdes conscientemente los detalles de tu visualización.
[embedit snippet=”ules-como-hipnotizarte2020″]

¡Ahí lo tienes! Ahora que ya sabes cómo hipnotizarte, ¿cuáles semillas vas a plantar? ¿En qué vas a trabajar? ¿En quién te convertirás? ¿Cómo se beneficiará el mundo a través de que seas tu mejor versión

Compártelo con nosotros en los comentarios.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *