Mente read

De dónde viene realmente la falta de autoconfianza (y cómo solucionarlo)

by Shannon Terrell August 27, 2019

Todo mundo experimenta falta de autoconfianza de vez en cuando.

¿Alguna vez ha tenido esos días en que nada parece ir bien? Derramas el café de la mañana. Llegas tarde a una reunión importante. Y cuando llegas casa, te das cuenta que olvidaste tus llaves y tienes que entrar por la ventana.

Vives una una cosa tras otra y al final del día, no puedes evitar levantar las manos y darte por vencido. Son esos días que nos hacen sentir menos confiados y cuestionar nuestra autoestima.

“¿Que pasa conmigo? ¿Por qué me equivoqué tanto en la presentación? ¿Cómo pude olvidar preparar el almuerzo a los niños? ¡Soy tan estúpido!”

Sin embargo, una falta crónica de autoconfianza puede ser completamente paralizante.

Aquí sabrás como la falta de autoconfianza puede salirse de control y también lo que puedes hacer para eliminarla de tu vida. 

¿Qué significa tener falta de autoconfianza?


La frase “falta de autoconfianza” parece bastante explicativa por sí misma. No es abundancia de autoconfianza. Es justo lo contrario: carencia.

Sin embargo, la falta de autoconfianza puede manifestarse de formas distintas en diferentes personas, dependiendo de las circunstancias. Algunas personas carecen de confianza en su apariencia personal. Otros carecen de confianza en su capacidad para expresar sus opiniones. Otros carecen de confianza en sus propias habilidades.

Por supuesto, nadie tiene absoluta autoconfianza todo el tiempo. Y es totalmente normal que te sientas menos que estelar de vez en cuando.

¿Pero qué sucede cuando empiezas a dudar de tí todo el tiempo? Tienes dudas de tus decisiones. Te sientes temeroso de tomar acción. Incluso te sientes incómodo en tu propia piel.

Cuando la falta de autoconfianza se sale de control, realmente puede afectar tu calidad de vida. Y saber de dónde vienen tus dudas y temores es el primer paso a la reclamar tu poder que está en ti de forma natural e intrínseca.


2 cosas que podrían estar dañando sutilmente tu autoconfianza


Puede ser difícil de rastrear el origen de una baja autoestima. Esto es porque cuando suceden cosas que afectan nuestra autoconfianza, a menudo no nos damos cuenta hasta que todo se desmorona, y eso puede tomar semanas, meses – a veces incluso años.

Sufrir crónicamente de falta de autoestima puede ser un ladrón cruel de la alegría. En vez de sentirte emocionado, competente y capaz, te sientes débil, impotente, e inseguro.

Pero puedes recuperar tu autoconfianza. Aquí hay dos cosas que pueden estar afectando sutilmente tu autoestima y qué puedes hacer al respecto.

1. Crítica de familia y amigos 

La gente que te rodea puede provocar un impacto enorme en tu autoestima. Tener constantemente la crítica de amigos o de familiares pueden destruirte, dejándote con más dudas que autoconfianza sobre tu capacidad para tener éxito.

El efecto de la crítica por parte de la familia y amigos puede ser engañoso. A veces parece como un fuego amistoso, otras, sólo suena como una broma inocente. Pero estas heridas pueden ser profundas y, con el tiempo, pueden dañar seriamente tu autoestima.

Cómo lidiar con eso:

Marisa Peer, autora del Programa Vida Sin Límites de Mindvalley, menciona que las personas que critican demasiado a otros, a menudo tienen esas mismas críticas para ellos mismos. “La realidad es que son realmente infelices con ellos mismos”, explica. “El truco es no ponerse a la defensiva.”

¿Es más fácil decirlo que hacerlo? Por supuesto. Pero date cuenta de que alguien que señala tus fallas, en realidad está tratando de desviar la atención de su propio ego herido.

Haz todo lo posible para reconocer lo están dicen antes de dejarlo pasar. A veces, sólo un simple “Gracias por compartir eso,” puede poner el tema en el olvido.

2. La autocrítica

La autocrítica puede ser debilitante porque cuando esa crítica es interna, puede ser muy difícil de eliminar

¿Conoces esa vocecita que suena cuando metes la pata? Esa que te dice que no eres bueno, o que tomaste una decisión estúpida, o que no puedes tener éxito? Esa es la voz de la autocrítica. Y te sorprenderías de qué tan seguido esa vocecita es la que manda.

Cómo lidiar con ella:

Marisa Peer tiene una gran sugerencia para hacerle frente a esta forma de crítica. Te anima a cambiar esa voz persistente de duda por tu propia animadora personal.

El primer paso es ser capaz de reconocer esa conversación interna negativa cuando está en acción. ¿El segundo paso? Voltear el comentario a algo más positivo.

Marisa sugiere imaginar lo que te diría un padre o un maestro que siempre te apoyó. ¿Te dirían que no eres bueno y que sólo vas a equivocarte? No. Te dirían que eres toda una estrella y que debes seguir intentando y que eres lo suficientemente inteligente como para hacer esto.

“Está bien cometer errores porque así se aprende”, explica Marisa. “Está bien que alguien señale tus errores, porque puedes mejorar. Lo que no está bien es que te castigues.”


Así que, ¿qué es lo que tu haces para combatir la vocecita de auto-crítica? Comparte en los comentarios en la parte de abajo.

Artículos relacionados